En octubre seguimos cultivando

Foto que muestra un árbol en otoño

Ya hemos finalizado el verano y damos paso al otoño, donde las horas de luz se van haciendo más cortas, veremos las primeras lluvias y tendremos el cambio de hora, que llegará a finales del mes.

El calor va remitiendo, por lo que es un buen momento para dar largos paseos y disfrutar de actividades al aire libre aprovechando el sol que nos queda.

En los huertos, es tiempo de realizar las últimas recolecciones de los frutos que nos hayan quedado de las hortalizas del verano. Si aun tenemos una gran producción, podremos realizar conservas de tomates o por ejemplo ricas recetas de pisto con tomates, calabacines y pimientos del huerto. Estas conservas, bien envasadas al vacío y guardadas en lugares frescos y alejados de la luz solar, nos llevarán a estirar aun más el sabor del  verano.

Otras opciones para que no desperdiciemos estas colectas, es la congelación. Podemos cortar en taquitos los pimientos, calabacines, calabazas, berenjenas y especias plantadas (albahaca, menta, perejil, …) y meterlas en bolsas de congelación de forma individual. Cuando estemos cocinando lo tendremos listo para echarlo directamente al guiso.
Las tareas propias de octubre serán entonces la recolección ya comentada, la retirada de las plantas y su trituración para hacer compost, y por último orear y preparar el terreno para los siguientes cultivos de la temporada.

Este mes traerá también las primeras lluvias, tras las cuales se podrá remover la tierra con mayor facilidad utilizando para ello una pala plana, la azada o motoazada, dependiendo del área a arar.

Podremos también plantar aun las diferentes variedades de hortalizas de la temporada, ya  que la temperatura aun será moderada y permitirá el crecimiento de la planta llegando a ser adulta al llegar las heladas del invierno: coliflor, repollo, lombarda, coles de bruselas, cebollas, zanahorias, guisantes y habas.

Si ya tenemos las hortalizas plantadas y en pleno crecimiento, habrá que realizar las labores de limpieza de las hierbas que vayan saliendo (escardado), y el aclarado en el caso de las zanahorias y cebollas que hayan sido plantadas de semillas directamente en el suelo. También habrá que vigilar las posibles plagas, ya que las coles podrían ser atacadas por orugas, babosas y/o caracoles, o algún otro insecto que irá desapareciendo con la bajada de temperatura (mosca blanca, pulgón, …).

El riego cada vez será menor y más espaciado, ya que la evaporación provocada por el calor es mucho menor. Éste, es recomendable hacerlo a partir de ahora en las primeras horas de la mañana o con el sol, evitando así que el agua y el terreno se enfríen demasiado afectando al crecimiento de las plantas.

¿Tienes alguna receta o sugerencia adicional para la realización de las conservas? Envíanos a través de un comentario tu propuesta y así tendremos más ideas para obtener un mejor aprovechamiento de nuestra labor del huerto.

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Huertos Naturales Tucutuco sólo utiliza cookies exentas del cumplimiento de la LSSI. No obstante le informamos que su uso tiene como finalidad conocer las preferencias de los usuarios y así optimizar la presentación de las páginas de la web. Para saber más sobre las cookies mira nuestro Aviso legal.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information