Las calabazas y Halloween

Bodegón de calabazaLas calabazas, a pesar de que parece que cada vez son menos utilizadas en la cocina de nuestros hogares, aportan un sabor muy característico a diferentes recetas. Su textura es como la de las patatas, y su sabor algo más dulce.

Existen numerosas variedades de calabazas, unas más carnosas y otras sin apenas carne, unas de piel lisa y otras rugosas. Por ello, cada una tiene diferentes usos:

  • Realización de cabello de ángel para repostería.
  • Purés, guisos o tortillas para recetas más saladas.
  • Decoración en general: centros de mesas, adornos para la propia festividad de Halloween, etc.
  • Para llevar agua, como la calabaza típica de los peregrinos a Santiago de Compostela.

Ahora que se acerca la festividad de Halloween, nos ha surgido la curiosidad del porqué de la asociación de las calabazas con esta fecha. Aquí os dejamos una curiosa leyenda de su origen.

Historia de las calabazas en Halloween

El inicio de la tradición nace en Irlanda donde hace muchos años un tacaño y pendenciero irlandés llamado Jack, tuvo la mala suerte de encontrarse con el mismísimo demonio en una taberna. Era la Noche de Brujas o Noche de Halloween.

Jack, borracho y estafador, engañó al mismísimo diablo entregando su alma a cambio de una última bebida. El diablo aceptó el trato y se transformó a sí mismo en una moneda para poder pagar al tabernero la bebida de Jack. Jack cogió la moneda a toda velocidad y la metió en su monedero.

Jack tenía un crucifijo dentro su monedero, así que el diablo no pudo volver a su forma original. A cambio de dejarle salir, Jack chantajeó al diablo de forma que le dejaría salir si no le solicitaba el alma en un plazo de 10 años. El diablo no tuvo más remedio que aceptar.

Diez años después, Jack se volvió a reunir con el diablo en el campo, pero ya tenía una nueva estratagema pensada. Antes de ir con el diablo, le pidió que le trajera una manzana del árbol.

Ante la sencillez del deseo, el diablo pensó que no tenía nada que perder, por lo que de un salto subió a la copa del árbol para coger el fruto. Jack rápidamente talló una cruz en el tronco del árbol, dejando atrapado nuevamente al diablo sin poder moverse.

Para obtener la libertad, Jack le obligó a prometer que nunca le pediría su alma. Al aceptar el chantaje, Jack borró la cruz y el diablo pudo escapar, pero sin llevarse su alma.

Jack murió años más tarde, pero no pudo entrar al cielo, porque durante su vida había sido un pecador, borracho y un estafador, como ya sabíamos. Cuando intentó entrar en el infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, lo había prometido y no podía reclamar su alma.

"¿A dónde iré ahora?", se preguntaba Jack y el diablo le contestó: "Vuelve por donde viniste" y vaga por el mundo de los vivos de nuevo aunque estés muerto. El camino de regreso al mundo de los vivos era oscuro y el viento no le dejaba ver nada. El diablo le dio a Jack un carbón encendido, para que le diera luz y le guiara en la oscuridad del camino de vuelta. Jack lo puso dentro de un nabo que iba comiendo, para que no se apagara con el viento y emprendió el camino de vuelta vagando en las tinieblas eternamente.

Los pueblos celtas ahuecaban nabos y ponían carbón dentro de ellos. Depositaban estos nabos en las tumbas para iluminar el camino de regreso al mundo de los vivos a sus difuntos más queridos y así les daban la bienvenida. También servía para proteger de los malos espíritus.

Cuando con el tiempo los irlandeses llegaron a América, conocieron las calabazas y vieron que estas eran mucho más grandes y fáciles de ahuecar que los nabos, así que se cambió la tradición de meter una luz dentro de un nabo, por el de hacerlo dentro de una calabaza denominándose entonces Jack-o-lantern.

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Huertos Naturales Tucutuco sólo utiliza cookies exentas del cumplimiento de la LSSI. No obstante le informamos que su uso tiene como finalidad conocer las preferencias de los usuarios y así optimizar la presentación de las páginas de la web. Para saber más sobre las cookies mira nuestro Aviso legal.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information