Plantas guardianas que protegen a nuestro huerto de las plagas

Sin duda las plantas guardianas por excelencia son la lavanda, el romero, la salvia, la menta, la albahaca y el tomillo. Intercálalas entre el resto de las plantas del huerto y las protegeremos de futuras plagas.

lavanda

Podemos aprovechar y además usar estas hierbas amigas y sacarles partido en otros aspectos como por ejemplo para cocinar unos deliciosos espaguetis con albahaca, o hacer ambientadores naturales con ramitas y flores de lavanda.  

Plantaremos madreselva, lupino u ortigas para repeler los pulgones. Aunque de primeras no parezca algo atractivo cultivar ortigas podremos usarlas para, además de proteger al resto de plantas, llevar a cabo unas originales recetas gastronómicas como las tortillas de ortiga o incluso realizar  jabones naturales.  También nos ayudará para combatir a la araña roja realizando una mezcla de agua con ortigas para después rociar las plantas afectadas por tal plaga.

La mosca blanca es uno de los problemas más difíciles de controlar. Podemos repelarla usando unos bonitos claveles chinos o caléndulas. Si plantamos también capuchinas haremos que el olor que sus flores desprenden, ahuyenten un gran número de insectos.


La combinación de hierbas aromáticas y plantas hortícolas no nos asegurarán que estas estén exentas de padecer plagas pero sí nos ayudarán a reducir el riesgo de que sufran posibles invasiones de insectos no bienvenidos a nuestro huerto.

Calabacines

El mejor lugar para cultivar calabacines es un montón de compost. No crecen demasiado bien en terreno no estercolado y les ayuda tener una gran cantidad de humus. Necesitan humedad y no toleran los terrenos mal drenados.

La recolección de los calabacines se realiza a partir de cuando estos miden entre diez y quince centímetros de largo. Los tallos se cortan a varios centímetros del fruto, no deben romperse pues habría peligro de que la herida se pudriese.

Muchas de las flores de ejemplares gigantes son usadas para realizar ofrendas de flores y frutos en algunas localidades con motivo de las fiestas patronales. La flor también es considerada un manjar culinario donde restaurantes exclusivos las sirven rellenas de queso, en tempura o como guarnición del plato principal.

En cuanto a plagas, las más comunes son dos: mildiu y el pulgón de la vid. Aquel se da cuando hay falta de humedad en el suelo y exceso en el aire. Se presenta como manchas blancas sobre las hojas. Por otro lado, el pulgón de la vid hace que apreciemos que los tallos de la planta se vacían progresivamente y las hojas se quedan flácidas muriendo así las mismas.

Existe una gran variedad de calabacines por lo que lo mejor es ir probando los diversos tipos con el fin de saber cual nos gusta más.

Si se deja que las variedades trepadores crezcan por el suelo, veremos que nos ocupan un gran espacio de la huerta. Para ahorrar espacio, haremos que crezcan de forma vertical usando espalderas o trípodes que nos podemos fabricar nosotros mismos con cañas.

También podemos optar por los calabacines Zucchini (variedad que se aprecia en la imagen) los cuales crecen desde el centro de la propia planta sin extenderse en exceso por el resto del terreno.

Calabacin Zucchini

¿Qué hacer en el huerto en julio?

Foto de tomates cherry, kumato y tradicional

Para tratar de conseguir productos de mayor tamaño y calidad, se pueden realizar ya también tareas de poda de las plantas para que la planta no siga creciendo y engorden los frutos.

Si tuviéramos sembrado el huerto con coliflores, habas, guisantes, alcachofas acelgas, lechugas o espinacas, en el mes de julio ya las plantas estarían en pleno proceso de espigamiento y crecimiento de la flor. Si nos hemos despistado en su cosecha y ya ha ocurrido esta situación, podremos arrancarlas y usarlas para hacer compost.

Unas labores de mantenimiento y limpieza del huerto ya serán necesarias, ya que con el calor y los riegos habrán empezado a crecer hierbas. Procederemos a arrancarlas para mantener el huerto limpio de plantas no deseadas.

Ahora bien, en este mes también se puede realizar la plantación de otras variedades que nos darán frutos en otoño o invierno. Entre estas plantas están las zanahorias, puerros, rúcula, rábanos, canónigos, escarola y espinacas.

Huertos Naturales Tucutuco sólo utiliza cookies exentas del cumplimiento de la LSSI. No obstante le informamos que su uso tiene como finalidad conocer las preferencias de los usuarios y así optimizar la presentación de las páginas de la web. Para saber más sobre las cookies mira nuestro Aviso legal.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information