Hongos, oidio, roya, ... cómo combatirlo

huerto hongos¡Qué bien! A estas alturas de la temporada ya tenemos que tener el huerto funcionando a pleno rendimiento. Pero ¡oh sorpresa!, al llegar vemos que a algunas de nuestras plantas les está pasando algo que no parece ser bueno.

Los primeros trabajos los hemos hecho correctamente: creación de bancales, distribución de las plantas, abonado, riego, ... Todo está muy bien hecho, pero el resto de factores de la naturaleza parece que han venido a visitar el huerto. Algunos animalillos y hongos han decidido acampar entre nuestras plantas.

Para mantener un buen equilibrio vamos a ver qué productos podemos utilizar en el huerto y que no tengan ningún impacto para nuestra salud y sean respetuosos con el medio.

En todo caso, recuerden que el fungicida debe aplicarse a toda la planta, por encima y debajo de las hojas y que las aplicaciones deben hacerse al atardecer con bajas cantidades de luz solar (para no quemar las hojas de las plantas).

A continuación os mostramos unos cuantos productos que podemos hacer nosotros mismos para actuar en el huerto:

  • Fungicida a base de bicarbonato de sodio :Su preparación es muy sencilla, se añaden 2 gotas de aceite, 2 gotas de jabón líquido y 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio (polvo para hornear, casi siempre). Se mezclan y ya. Su efectividad radica en que alcaliniza la superficie de las hojas de las plantas, volviéndolas poco aptas para el desarrollo de hongos. Puedo dar fe de su capacidad preventiva.
  • Fungicida a base de leche :La leche entera posee cualidades anti bacterianas y fungicidas. Se mezcla 1 parte de leche con 10 de agua y ya está. Es un muy buen agente preventivo. No crean que si agregan más leche el fungicida mejora. El aumento de la leche incrementa el desarrollo de otros tipos de hongos por lo que no jueguen con la fórmula.
  • BICARBONATO SÓDICO:Fungicida contra antracnosis, tizón, mildíu, oídio. Mezclar en 4 l de agua una cucharada de bicarbonato y 2,5 cucharadas de aceite vegetal, batir y añadir media cucharadita de jabón natural (de sosa o potasa).
  • CALDO BORDELÉS.Fungicida tradicional contra el mildíu y botritis. Muy usado en el cultivo de la vid.Se prepara con 100 g de sulfato de cobre, 17 g de cal viva (óxido de cal) y 10 l de agua en dos recipientes de plástico (nunca aluminio). Primero se disuelve el sulfato en 1 l de agua. Como el sulfato diluido tiende a irse al fondo, se suele meter en una bolsa de tela y se cuelga casi en la superficie del agua. Luego se apaga la cal viva con 0,8 l de agua (¡cuidado, quema!) y se deja hasta que se enfríe. Después se añaden 8 l de agua y se filtra para que no atasque el pulverizador. Por último, cuando se vaya a usar, se mezclan ambos líquidos y hay que usarlo inmediatamente, no se puede guardar. Se pueden guardar los dos líquidos sin mezclar.Se pulveriza, mojando bien toda la planta, cada 15 días.
  • COLA DE CABALLO (EQUISETUM ARVENSE). Contra el pulgón y para prevenir hongos. Se ponen a remojo 100 g de plantas frescas en 1 l de agua durante 24 horas. Luego se hierve unos minutos, se deja enfriar y se filtra. Se diluye en agua en proporción 1:5. Se debe aplicar en tiempo seco y soleado, de primavera a verano.
  • JABÓN DE POTASA (OLEATO POTÁSICO JABÓN DE MARSELLA...)Insecticida-acaricida-fungicida de contacto, efectivo contra pulgón, cochinilla y otros insectos de cutícula blanda, así como araña roja y hongos como oídio, mildíu, botritis y alternaria. Se degrada fácilmente (por ello no se debe aplicar en zonas soleadas) y es de muy baja toxicidad.Se puede preparar en casa de forma similar a la del jabón común o de sosa. Se necesitan:
    • 5 l de aceite ( sirve el usado en la cocina)
    • 5 l de agua
    • 1 kg de potasa cáustica en escamas.

Para el jabón de potasa, ss muy importante no usar utensilios de aluminio. Se calienta el agua (unos 40ºC) y se mezcla cuidadosamente con la potasa en un recipiente resistente a los cáusticos (cuidado con las salpicaduras, es corrosivo. Si ocurre, neutralizar con vinagre). Es aconsejable usar guantes y gafas. Una vez disuelta se añade el aceite y se mueve no menos de una hora con un palo de madera, siempre dando vueltas en el mismo sentido. Se deja en reposo unos 15 días hasta que ha cuajado totalmente. Debe quedar con consistencia mantecosa. En caso de que pasado este tiempo no haya cuajado bien, se puede poner al baño María una media hora removiendo igual, o con otro método de mi invención: se echa en un bidón y se mete en el maletero del coche si es verano, con el calor y el movimiento, cuaja perfecta y cómodamente.

Para usar el jabón de potasa, se disuelven 30 g en 1 l de agua y se pulveriza la planta evitando hacerlo a pleno sol o con mucha luz. También se puede usar mezclado con insecticidas, pues es mojante y adherente. Así se puede mezclar con solución de nicotina o pelitre en lugar de agua con lo que se mejora mucho la efectividad del insecticida.

 

Este es el listado de productos permitidos para el control de plagas y enfermedades en agricultura ecológica (Anexo B, Reglamento CEE 2092/91). Otras sustancias han sido prohibidas a partir del 31 de marzo de 2002, como la nicotina.

 

Existe una planta llamada NEEM es de origen hindú cuyas hojas y semillas pueden ser utilizadas como insecticida natural para el control de una gama amplia de plagas agrícolas. Su uso especifico como fuente de insecticidas botánicos es comprobado.

El Neem no resulta tóxico para seres humanos y mamíferos en general, pájaros, reptiles y peces de agua dulce. Aplicado en las concentraciones adecuadas no afecta tampoco a la fauna benéfica de los insectos depredadores o parásitos en los campos.

Comparte este artículo

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Huertos Naturales Tucutuco sólo utiliza cookies exentas del cumplimiento de la LSSI. No obstante le informamos que su uso tiene como finalidad conocer las preferencias de los usuarios y así optimizar la presentación de las páginas de la web. Para saber más sobre las cookies mira nuestro Aviso legal.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information